domingo, 1 de junio de 2008

Mujer leyendo

Una mujer joven se desplaza tranquilamente por el pasillo, después de dar las buenas noches a su hijo, de besarle y apagar la luz de su mesilla... Enciende un cigarrillo cuando llega al cuarto de estar, y se sienta en el sofá (o más bien, se deja caer): "Son las diez de la noche y por fin, depués de un día agotador - como todos - puedo sentarme en el sofá". Se quita las zapatillas, enciende la lámpara que hay detrás, coge uno de los libros apilados en la mesa de centro y se encoje debajo de la manta de cuadros. Abre el libro por la señal y empieza a leer. "Qué cansada estoy. No consigo pasar de las dos primeras líneas". Apoya la cabeza en el respaldo y cierra los ojos. "Me siento sola. Me cuesta hacerlo todo sola, tomar todas las decisiones, tener las decisiones pendientes hasta que las tome, porque nadie las va a tomar por mí, esto es lo que más me cuesta... ".

La mujer abre los ojos, unos grandes ojos verdes, y apaga el cigarrillo - tengo esta imagen guardada en mi imaginario, y si pintase, haría un retrato: "Mujer leyendo. Acrílico sobre lienzo. 2008" -, retoma el libro y lo intenta de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada