miércoles, 17 de septiembre de 2008

La gata flora

Me rabia el cuerpo por escribir porque no tengo tiempo. Luego, cuando me sobra, todo es indolencia... ¿Será que estoy prisionera de alguna prisión invisible? ¿De qué va mi cárcel? De barrotes de miedo, porque no me atrevo a salir fuera, de barrotes de envidia, porque no soy capaz de atreverme como otros, de barrotes de futuro, porque ahora parece que es el momento de labrarme uno, estable y seguro... de barrotes de rabia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada